Clara Immerwhar: responsabilidad social y cívica de la ciencia

En el artículo de la semana pasada sobre historia de la química, hablamos de Fritz Haber, sus descubrimientos en química y su falta de ética para con ella. Pues bien, en el artículo de hoy, hablaremos de la cara opuesta del padre de las armas químicas; de su adversaria, su némesis. Hablaremos de Clara Immerwhar, su esposa,  química y  modelo de valentía y ética.

Clara Immerwhar, esposa de Fritz Haber

Clara Immerwhar nació en Pokendorf (antigua Prusia, dentro del Imperio Alemán) en 1870 .Su historia es como muchas otras historias de mujeres que quieren estudiar en la Europa del siglo XIX. Los estereotipos de la época impedían acceder a las mujeres a los estudios superiores. Clara era tenaz y sabía lo que quería; estudiar química como su padre.

En 1896 las cosas no estaban fáciles y en un principio tuvo que conformarse con asistir como visitante a la Universidad de Breslau (única posibilidad para una mujer). Tras mucha pelea logró que examinarse de selectividad (Abitur) como alumna externa. Pudo estudiar y fue una de las primeras mujeres de Alemania en hacer doctorado. Concretamente, se graduó Magna Cum Laude en química.

A pesar de su logro, la vida científica seguía siendo masculina. A Clara solo se le permitió trabajar como asistente de Richard Abegg, su tutor de doctoral, hacer alguna investigación y dar charlas en organizaciones de mujeres y colegios. Estaba muy limitada por su género.

De mientras, Clara retomó el contacto con Frtiz Haber. Haber le había propuesto matrimonio años atrás, pero ella había declinado la proposición.  En ese momento estaba demasiado ocupada con sus estudios. Cuando se reencontraron  en la primavera de 1901,  la llama del amor se encendió de nuevo. Tenían mucho en común: Habían estudiado los dos en Breslau, eran químicos brillantes, ambos judíos convertidos al cristianismo y parecían compartir los ideales. Haber estaba empeñado en revolucionar la agricultura, gracias a su método para sintetizar amoniaco a través del nitrógeno de la atmósfera (el amoniaco se utiliza en fertilizantes). Este descubrimiento le valió el Nobel de Química en 1918.

La pareja se casó en agosto de 1901. Aunque al principio Clara pensó que podría compaginar el matrimonio y su carrera  (y aunque ella continuara con su investigación), pronto se dio cuenta de las exigencias de la vida doméstica y de un marido le impedían trabajar como científica cuyas ambiciones y le obligaban a aceptar invitaciones para cenas con invitados muy importantes. Sumémosle a esto el nacimiento de un hijo enfermo, Herman, en 1902.  Clara pasó de colaboradora a asistente de su marido Aún así, le ayudó  en su investigación y especialmente en su libro “Termodinámica de las reacciones técnicas de los gases”, el cual fue publicado en 1905 y que Haber dedicó con un escueto: “A mi amada esposa Doctora Clara Immerwhar, en agradecimiento por su discreta colaboración”. (Inquietante parecido con Mileva Maric, primera esposa de Einstein).

La carrera de Haber subía como la espuma. En 1911  fue nombrado director del recién fundado Instituto Káiser Wilhelm en Berlín. Esta distinción vino acompañada del nombramiento como profesor de Berlín y miembro de la Academia Prusiana de Ciencias. A pesar del antisemitismo prevalente en aquella época (recordemos que tanto Haber como Immerwhar eran judíos conversos), los individuos judíos de nacimiento con talento podían alcanzar la cima de sus profesiones (aunque en privado sus colegas y conciudadanos no les reconocieran como verdaderos alemanes). El comienzo de la Gran Guerra en 1914 le dio la oportunidad a Haber de demostrar su patriotismo. Concentró todos sus esfuerzos en desarrollar gases venenosos y a principios de 1915 sugirió una diabólica idea: liberar gas cloro (altamente tóxico) que atravesaría las trincheras enemigas, matarías a los contrincantes y así evitarían (y ahorrarían) el bombardeo.

Fritz Haber y el modelo Bosch-Haber

Horrizada, Clara declaró la total oposición al trabajo de Haber, condenando esta “perversión de los ideales de la ciencia” como “un signo de barbarie, que corrompe toda disciplina que debería guiar a nuevas percepciones  de la vida. La entusiasta dedicación de Haber por la guerra química significó la ruptura definitiva. En numerosas ocasiones, Clara le pidió a Haber que cesara de trabajar en esa guerra injusta. Llegó a amenazarle para que detuviera sus investigaciones. Acudió a las autoridades gritando que el gas venenoso estaba prohibido por La Haya. Clara no fue escuchada, ni siquiera por aquellos que veían repugnante el uso de gas venenoso. Pero preferían la victoria. La respuesta del Nobel no fue otra que acusarla públicamente  de hacer declaraciones desleales hacia la patria.

El primer ataque con gas venenoso  (cloro) sucedió el 22 de abril de 1915 en Ypres (Bélgica). De las 7.000 bajas  francesas ese día murieron más de 5.000. Fue un “éxito”. Haber fue ascendido a capitán y el 2 de mayo volvió a Berlín para asistir a una fiesta en su honor.  Ese día, Clara perdería la vida.

La pareja tuvo una disputa muy fuerte por aquel 21 de abril. En las horas tempranas de ese 2 de mayo, Clara Immerwhar salió al jardín y  se suicidó  con la pistola de su marido. Solo su hijo Herman oyó el disparo y alertó a su padre. Ese mismo 2 de mayo Fritz viajo al frente oriental para supervisar la liberación del gas contra los rusos, dejando a su hijo al cargo del funeral.

El 8 de mayo un periódico alemán dio la noticia del suicidio del Doctor Haber quien estaba en el frente. Nunca se supieron las causas del suicidio. Haber nunca habló de los detalles de su muerte ni de aquel día.

Clara perdió la vida en protesta de la profanación de la ciencia. Desde Detectives de la Historia queremos  homenajear a una científica brillante, que perdió su vida a favor de la paz y de la ética en la ciencia.

PEIRO Susana. Clara Immerwhar y el veneno de Dios (blog) 13 noviembre 2013. (Fecha de consulta: 20 abril 2015). Disponible en: http://lacuevadesusana.blogspot.com.es/2013/11/clara-immerwahr-y-el-veneno-de-dios.html

OZMORE Susan. Tragic life of Clara Immerwhar. 27 de junio 2013. (Fecha de consulta 20 abril 2015). Disponible en: http://saintssistersandsluts.com/the-tragic-life-of-clara-immerwahr/

DICK Jutta. Clara Immerwhar. (Fecha de consulta: 20 abril 2015). Disponible en: http://jwa.org/encyclopedia/article/immerwahr-clara

 

Monstserrat. Clara Immerwhar: Pasión por la química truncada (blog). Samstag. 3 de mayo 2014. (Fecha de consulta: 20 abril 2015). Disponible en: http://grandesmujeresalemanas.blogspot.com.es/2014/05/clara-immerwahr-pasion-por-la-quimica.html

 

Opina

*