Del mito al logos. La verdad sobre Einstein

El pasado 6 de abril, El País publicó un artículo en el que resaltaba las verdaderas frases que Albert Einstein había pronunciado.  Una de ellas nos desconcertó sobremanera:

“No te preocupes por tus problemas con las matemáticas, te puedo asegurar que los míos son mayores”.

Puede que está afirmación tenga más de verdad  que de reproche a sus colegas matemáticos. Cuando nuestros detectives husmearon en los archivos de la historia encontraron un nombre estrechamente relacionado con los descubrimientos  científicos  de Einstein. Ella era Mileva Maric su primera esposa.

matrimonio de genios. Einstein y Maric

Mileva nace el 19 de diciembre de 1875 en la ciudad de Titel situada en la provincia de Vojvodina (actual Serbia). De familia acomodada, Maric tuvo la oportunidad de estudiar graduándose con la máxima calificación en Física y Química en el instituto de educación Sremska Mitrovica en 1890.

Es aceptada, con una dispensa especial, ya que el centro solo admitía a hombres en el Colegio Real de Zagreb. Es aquí donde entabla amistad con Nikola Tesla, que tuvo un gran reconocimiento académico. A finales de 1896 comienza sus estudios en física y matemáticas en el Instituto Politécnico de Zurich, el cual era uno de los pocos centros de enseñanza superior que admitía mujeres. Mileva era la quinta mujer en la historia del centro y la única de su clase. En  ella estaba Albert Einstein.

Mileva y Albert Einstein iniciaron una relación sentimental apasionada y profunda que duraría hasta 1914. La madre de Einstein nunca aprobó la relación. A pesar del rechazo de la familia, la relación siguió adelante. Hablaban el mismo idioma y tenían intereses comunes. A finales de 1900 Einstein aprueba los exámenes de licenciatura pero Mileva no lo consigue. Según revelan las cartas que se enviaban, es el momento en el que Maric se queda embarazada fuera del matrimonio, una niña, que fue dada en adopción un año después (algo de lo que no se recuperó).

Existen más cartas del noviazgo en las que Einstein debate con Maric sus ideas de la relatividad y se refiere a “nuestra teoría” y le da trato de colega. A principios de 1903 se casaron. De este matrimonio nacerían dos hijos: Hans Albert en 1904 y Eduard Tete en 1910. El primero llegó a ser ingeniero, el segundo sufría esquizofrenia, lo que le impidió seguir estudiando. En 1905, casado con Mileva, Einstein presentó 5 artículos a la revista Anales de Física: el que le condujo al premio Nobel por su explicación del efecto fotoeléctrico (18 de marzo); el que le hizo científicamente famoso al explicar el movimiento browniano (11 de mayo); el que puso las bases de la teoría especial de la relatividad (30 de junio); el que contiene la ecuación más famosa de la historia, E= mc2 (27 de septiembre); Además, una tesis doctoral donde plantea una nueva forma de medir el tamaño de las moléculas (30 de abril), que se convirtió en su trabajo más citado.

matrimonio Einstein-Maric

Con la teoría de la relatividad Einstein lograba hacer compatibles las leyes de la mecánica de Newton y las del electromagnetismo de Maxwell. A grandes rasgos, establecía que el espacio y el tiempo medidos dependen de la velocidad del observador. Por lo tanto no son absolutos como establecía Newton. Son relativos (de ahí el nombre de la teoría).Sus artículos le elevaron al Olimpo de los genios. Le llovieron puestos académicos. Sus teorías fueron tituladas como los logros más importantes del pensamiento humano.

Nadie se acordó de Mileva Maric. Nadie se acordó y pocos se acuerdan en la actualidad de ella, debido a cuatro dificultades. La primera reside en el hecho de que Maric realizó parte de su trabajo con Einstein en la época de estudiante (existen documentos escritos de la correspondencia). La otra parte de su trabajo la lleva a cabo mientras permanece casada, esto es, en el ámbito doméstico y no en una institución.

La segunda dificultad (y quizás la más relevante) viene motivada de que los documentos que demostrarían la aún hipotética coautoría han desaparecido. Nos referimos a los manuscritos de los artículos publicados en “anales de la física” y las cartas que ella escribió en respuesta a Einstein. El padre de la física moderna destruyó los originales una vez fueron publicados algo cuanto menos insólito.

La tercera dificultad viene dada por el silencio que mantuvo la pareja. No se sabe si fue por un pacto entre ambos o por el carácter reservado de Maric. O quizás por la poca repercusión que hubieran tenido sus reivindicaciones dada la fama de su marido.
La cuarta dificultad radica en los impedimentos que durante años los albaceas de Einstein pusieron a cualquier tipo de publicación sobre Mileva, en la que se recogieran palabras de Einstein desde la muerte de Einstein en 1955 hasta 1987 no se permita publicar nada sobre Maric). Esto impidió que se pudieran entrevistar a los testigos directos, entonces aún vivos.

Mileva Maric co-escribió la teoria de la relatividad junto con Albert Einstein

Después de todo, la clave está en las cartas que se enviaron entre Einstein y Maric. Algunas fueron destruidas, otras extraviadas pero, algunas se recuperaron. Tal fue el desconcierto que provocaron que la Sociedad Americana para el Adelanto de la Ciencia celebró en 1990 un Congreso para determinar la participación de Mileva en la obra de Einstein. Tras meses de análisis el Comité  concluyó que no habían encontrado una participación activa de Maric. Aunque tampoco pudieron demostrar lo contrario. Y esto se debe a que los testimonios aportados por quienes conocían a la pareja fueron silenciados por la presión judicial. Aunque ya sólo la celebración de un congreso específico es más que significativo.

De las cartas de Einstein, dos referencias  son reveladoras:

[...] ¡Qué feliz y orgulloso estaré cuando los dos juntos consigamos llevar a término nuestro trabajo sobre el movimiento relativo! Cuando veo a otra gente me doy verdadera cuenta de que tú eres única [...] Ardo de impaciencia por sumergirme en estas investigaciones [...] Sobre todo, no olvides ver en qué medida el vidrio obedece a la ley de Doulong y Petit [...] (27 de marzo de 1901)

[...] en el libro de Meyer hay datos empíricos para nuestra investigación. Si vas a la biblioteca puedes echarle una ojeada [...] Tengo curiosidad por saber si nuestras fuerzas moleculares se aplican también [...] Nuestra concepción se va a poner a prueba. (30 de abril de 1901)

Son evidentes las limitaciones de Einstein con las matemáticas. A menudo pedía auxilio a otros científicos como Marcel Grossman, una colaboración que se reflejaba en la coautoría de sus trabajos. No así con Mileva que, a pesar de las declaraciones del propio Einstein le negaron su parcelita de Olimpo. Murió sola en Zurich en 1948.

La escasa valoración se podría explicar en el contexto de la sociedad de principios del siglo XX que mantenía a la mujer al margen de la ciencia. Otra razón podría ser intentar evitar que se cayera el mito, ocultando, destruyendo o poniendo impedimentos legales  a que la verdad saliera a la luz.

El debate está servido. Desde autores que disminuyen la importancia de Mileva hasta los que aseguran que Einstein jamás hubiera podido llegar a esos resultados sin ella. La verdad estará a medio camino. Nunca la sabremos del todo. Lo que sí sabemos es que ilustres matemáticos quedaban  sorprendidos por el talento brillante de Mileva para las matemáticas y, con una cita de uno de ellos, pretendemos arrojar luz sobre la sombra que durante décadas ha cubierto a Mileva Maric, matemática y física:

“Nosotros sabíamos que ella era la base sobre la que Albert se levantaba, que era famoso gracias a ella. Le resolvía todos los problemas matemáticos, en especial los concernientes a la teoría de la relatividad. Resultaba desconcertante lo buena matemática que era.” Dr. Ljubomir -Bata Dumic

 

CASTAÑO, Miguel. ¿Fue Mileva Maric la madre de la teoría de la relatividad?. Madrid. Julio 2013 (Consulta: 6 abril 2015). Disponible en: http://suite101.net/article/fue-mileva-maric-la-madre-de-la-teoria-de-la-relatividad-a37969#.VSUtfPka82Y

Desnudando a Einstein. (en línea). Madrid. Muy Interasante. Marzo 2003. (Consulta: 6 abril 2015) Disponible en :http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/desnudando-a-einstein

GONZALEZ Moreno, Mercedes.MILEVA EINSTEIN-MARIC:LA MADRE «OLVIDADA» DE LA TEORÍA DE LA RELATIVIDAD (en línea). Canarias. Enero 2006.(Consulta: 6 abril 2015). Disponible en: http://publica.webs.ull.es/upload/REV%20CLEPSYDRA/05-2006/07%20%28Mercedes%20Gonz%C3%A1lez%20Moreno%29.pdf

JALÓN Ranchal,Carmen y VALDECANTOS Dema, María Teresa. Mileva Maric. Cordoba. Agosto 2006. (Consulta: 6 abril 2015). Disponible en: http://divulgamat2.ehu.es/divulgamat15/index.php?option=com_alphacontent&section=10&ordering=3&Itemid=400001&limitstart=90

Opina

*