El ángel de Budapest

En marzo de 1944, Hitler invade Hungría y comienza la persecución de los 850.000 judíos húngaros. En aquel momento, Hungría no tiene embajador español y a la cabeza de la Embajada está el Representante de Negocios Miguel Ángel de Muguiro (30/07/188-04/10/1954). Ángel Sanz-Briz (28/09/1910-11/06/1980) es su ayudante.

el angel de budapest

Ambos se muestran horrorizados desde el primer momento con la barbarie que los judíos están sufriendo y tratan de salvarlos de una muerte segura. Utilizan un decreto de 1934 de Miguel Primo de Rivera, interpretándolo de modo y manera que fuera aplicable a los judíos sefardíes (los descendientes de los judíos que fueron expulsados por los Reyes Católicos en 1492).

Sanz-Briz a la cabeza de la Embajada

Muguiro es destituido por sus disensiones con el Régimen Franquista y Ángel Sanz-Briz pasa a ser el máximo responsable de la Embajada Española en Hungría, con tan sólo 32 años. La Oficina Mayor de Estado, se instala en Budapest y Adolf Eichmann es el responsable del exterminio judío.

angel budapest

Los judíos que viven fuera de la capital son reubicados en guetos y los que viven en Budapest son llevados en trenes, a los campos de exterminio donde son separados nada más llegar, entre los que pueden trabajar (muchas veces hasta la muerte a causa del hambre y la extenuación) y los que no, que serían eliminados, generalmente en cámaras de gas, (aunque no era este el único método de exterminio).

Entre mayo y junio de 1944, 500.000 judíos húngaros fueron deportados a los campos de exterminio. La mitad de ellos no sobrevivieron.
Muchos judíos fueron fusilados al borde del río Danubio, después de ser despojados de sus pertenencias. Por ello, en esta etapa, en vez de el Danubio Azul, pasó a ser llamado el Danubio Rojo.

Campo de esterminio

Ángel Sanz-Briz informa repetidamente al Ministerio de Exteriores lo que está ocurriendo, pero jamás recibe respuesta. Decide buscar ayuda y la encuentra en Monseñor Angelo Rotta. Juntos organizan una reunión con los representantes de los países neutrales y crean una estrategia común para generar salvoconductos y así poder salvar todas las vidas posibles.

Maniobras de rescate

Aunque en Hungría sólo hay 100 sefardíes, siguiendo el decreto de Primo de Rivera consiguen 200 pasaportes para los sefardíes que quieran la nacionalidad española. Adolf Eichmann acepta estos pasaportes porque España es una país neutral y porque Sanz-Briz le ha dado una jugosa compensación económica.

Sanz-Briz encuentra la forma de poder sacar a más gente haciendo que esos 200 pasaportes, en vez de individuales sean colectivos y por lo tanto, válidos para varias personas de la misma familia. Escribirá también cartas de protección a cualquier persona que tuviera un familiar en España o inventando que lo tenía si era necesario. Para ampliar, más aún, las personas a las que podía ayudar, creó un sistema de subnumeración (1a,1b,etc.) de los salvoconductos que le habían autorizados.

Ángel Sanz-Briz, recorrió Budapest buscando a judíos que necesitaran su ayuda. Iba a las estaciones de donde partían los trenes a los campos y preguntaba si alguno tenía cualquier relación con España y si así era (o si eso era lo que decían), los llevaba con él.

Campo auswitz

En la misma embajada ocultó a multitud de personas y alquiló un total de 7 viviendas, en las que escondía a muchísimas personas más. En las puertas de estas casa, puso un cartel que rezaba Edificio Anejo a la Legación Española, para asegurarse de que estuvieran seguros, hasta que pudieran salir del país gracias a los salvoconductos que él consiguió. Todo esto, fue financiado con su propio dinero.

A finales de 1944, ante la inminente entrada del Ejército Soviético, Ángel Sanz-Briz se ve obligado a abandonar el país. Desde Berna (Suiza), envía un informe detallado sobre toda la actividad que ha realizado para poner a salvo a los judíos de Budapest, al Ministerio de Asuntos Exteriores.

Una vez finalizada la guerra, el régimen de Franco le pide a Ángel que diga que toda la labor que ha llevado a cabo ha sido bajo las órdenes del Gobierno Español, cosa que obviamente no hizo.

Franco

Con 235 pasaportes colectivos, salvó a 352 personas y a otras 1.898 con cartas de protección. 15 pasaportes ordinarios, incluían a 45 judíos sefardíes. Salvó a 2.295 personas hasta su salida de Budapest. Es decir, que salvó a 1.095 personas más que Oskar Schindler.

Giorgio Perlasca

Giorgio Perlasca (31/01/1910-15/08/1992), de nacionalidad italiana, había luchado durante la Guerra Civil Española en el bando nacional. Desertó del Ejército Italiano y solicitó el pasaporte español. Al llegar a Budapest, se convierte en el ayudante de Ángel Sanz-Briz y al marcharse éste, en su sucesor.

Perlasca

Perlasca falsifica documentos que le atribuyen el cargo de cónsul de España. Continuó redactando documentos para sacar a los judíos de Hungría, firmándolos como Ángel Sanz-Briz y falsificando la fecha para hacerlos coincidir con la etapa en la que él estuvo en Budapest.

Continuó con esta labor hasta llegar a un total de 5.200 personas salvadas. Durante décadas, la Historia le atribuyó a él, el mérito de la obra de su predecesor y amigo.  Ángel Sanz-Briz nunca obtuvo ningún reconocimiento durante su vida, ni tampoco lo quiso.

Angel sanz briz

Salvó a 5.200 judíos, 4.000 más que el famoso Oskar Schindler. Entre otros premios, en 1944, el Gobierno de Hungría le concedió la Gran Cruz de la Orden al Mérito Civil, fue reconocido por Israel como Justo entre las Naciones y recibió la Gran Cruz de la Orden de Carlos III y la Gran Cruz del Mérito Civil en España.

Comentarios

  1. Muy buen articulo, es increíble como hazañas tan grandes como las de Ángel Sanz Briz son tan desconocidas cuando son una tremenda muestra de valor y coraje de la que tendríamos que estar muy orgullosos.

  2. Livia Drusila dice:

    Ese es precisamente el objetivo, hacer llegar la Historia al mayor número de personas, de una forma accesible y entretenida. Me alegro muchísimo de que te haya gustado.

  3. Pepita Jiménez dice:

    Los ciudadanos de a pie debemos mucho a los Historiadores, Arqueólogos, etc que nos acercan a hechos por desgracia desconocidos por la mayor parte de la población. Buen trabajo. Adelante

    • Livia Drusila dice:

      Es muy satisfactorio saber que habéis disfrutado leyendo el artículo y además habéis descubierto cosas que no sabíais. Seguiremos trabajando para mantener y mejorar esta línea de trabajo.

Opina

*