Hefesto, el dios más humano

Tratamos en este post de Hefesto (Vulcano en la mitología romana), un dios que, contra todo pronóstico, es deforme y cojo. Es un caso excepcional en todo el Panteón griego y aquí contamos sus numerosos relatos y la importancia que tuvo como dios del Olimpo.

herfesto

Hefesto es producto de la unión de Zeus y Hera. Existe una versión distinta que dice que, al igual que Zeus engendró a Atenea sin mediación alguna de otro ser, Hera dio a luz a Hefesto de la misma manera. Esto hubiera ocurrido debido a los celos que Hera sentía del extraño nacimiento de Atenea.

Esta segunda versión es un tanto contradictoria ya que, según nos cuenta la mitología, fue Hefesto el que le propinó el hachazo a Zeus en la cabeza, naciendo así Atenea. De todas formas sabemos que la lógica dentro de la mitología a veces no existe y la concepción del tiempo es algo que no preocupa.

En cuanto a su cojera existen también dos variantes. Una de ellas dice que su madre al verlo recién nacido se ofendió con su fealdad (esto es un poco duro pero hay cosas peores en la mitología) y lo arrojó al Océano, quedando cojo por el impacto.

Fragua de Vulcano - Velázquez (1629-30) (El personaje que está de frente)

Fragua de Vulcano – Velázquez (1629-30) (El personaje que está de frente)

La otra versión dice que, durante una disputa en la que Zeus le recriminaba a Hera la feroz persecución que realizaba sobre Heracles (Hércules), Zeus ascendió sobre los aires a su esposa apareciendo Hefesto en defensa de su madre. Zeus lo agarró de un pie (provocándole la cojera) y lo arrojó a la isla de Lemnos.

Estos habitantes de Lemnos se sienten orgullosos de ser descendientes de aquellos que acogieron a Hefesto trabajando en su forja junto a los cíclopes. Esta fragua estaba bajo tierra, siendo Lemnos una zona volcánica, proviniendo de aquí el nombre del dios en la mitología romana: Vulcano.

La mitología narra las obras más importantes salidas de la fragua divina de Hefesto: el maléfico collar de Harmonía, la corona de Ariadna, el escudo de Heracles, las armas de Aquiles, el mismísimo rayo de Zeus y moradas como el palacio de Helio. Además fue el que creó a la primera mujer, Pandora (mito de Prometeo).

En cierta ocasión realizó para conciliarse con su madre una silla con unos resortes ocultos. Hera quedó complacida y se sentó de inmediato, quedando atrapada y causando la risa de todos los olímpicos. Al ser un mecanismo tan complejo, fue enviado Dioniso para sacarle el funcionamiento de la silla, cosa que consiguió tras emborracharlo. Al parecer madre e hijo terminaron llevándose bien, dentro de lo que cabe en la mitología.

Hefesto-Rubens (1636)

Hefesto-Rubens (1636)

Tras este acontecimiento, a cambio de liberar a Hera, Hefesto pidió a Zeus la mano de Atenea. De esta unión (no deseada por parte de Atenea) surge Erictonio, que llegó a ser un cultísimo monarca de Atenas. El mito reúne así a dos deidades civilizadoras, Hefesto y Atenea, en la ciudad cuna de la civilización Occidental.

Hefesto consiguió casarse con la diosa más bella del Olimpio, Afrodita, cuya unión fue muy fructífera. Algunas versiones mitológicas defienden la idea de que de esta unión nació incluso Eros (Cupido). Afrodita por su carácter es considerada la diosa más humana y por tanto no debe sorprendernos esta unión de ambos dioses.

Para finalizar podemos decir que Hefesto fue además el precursor de la robótica ya que fabricó dos autómatas femeninos de oro que le ayudaban en su trabajo en la fragua. ¿Lo consideraríais patrón de la Cibernética? ¿Qué opináis de este peculiar dios? ¿Os interesa saber alguna historia poco conocida sobre alguna mitología en concreto?

Comentarios

  1. Don Paco dice:

    ¿Es cierto que Hefesto fue un dios del comunismo en las uniones soviéticas? Sus utensilios divinos así lo prueban según algunos estudios. Gracias por escribir.

    • Jorge Díaz dice:

      Me pillas un poco en shock. Me llama mucho la atención esos estudios de los que hablas y me gustaría leerlos. Gracias a ti Don Paco!!

      • Don Paco dice:

        “Within a given city, different classes favored different gods. In Athens of the fifth century B.C.E. the merchants and craftsmen favored Hermes and Hephaestus. Hermes was a kind of messenger-god; Hephaestus, a blacksmith. These were gods of activity, corresponding to the industry of the democratic classes. The aristocrats expressed their different class interests by favoring Apollo, warrior, aristocrat, the god of “reason”, and an aristocrat himself. The temples of Apollo were not in the city at all, but out in the countryside, where the aristocracy dominated”.

        Fuente: http://bit.ly/1xj8lD0.