La muerte del rey Ricardo I Corazón de León.

El rey Ricardo I de Inglaterra es un personaje cuya fama rivaliza con la del rey Arturo. Además hay un vínculo que los une, ya que Ricardo se considerada heredero legítimo de Arturo. Aunque esta idea de un parentesco entre ambos respondía a un interés político, la unificación entre britanos, normandos y sajones bajo el ideal de un rey caballero.

ricardo-corazon-de-leon

En el caso del rey Ricardo I es difícil separar la realidad de la leyenda. Él mismo procuro comportarse a lo largo de su vida como un auténtico caballero. Se sabe que nació en 1157 y que era hijo del rey de Inglaterra Enrique II Plantagenêt y de Leonor de Aquitania. Pasó la mayor parte de su vida fuera de su país preocupado por sus aventuras. Fue en una de estas aventuras donde halló la muerte.

En 1199 Ricardo intentó poner fin a la revuelta del vizconde Aimar V de Limoges, que se hallaba en el castillo francés de Châlus- Chabrol. El asedio no parecía que fuera, en un principio, complicado. Sin embargo se alargó más de lo previsto.

chalus1

Ricardo era un buen conocedor de las estrategias bélicas y había planeado cuidadosamente el asedio al castillo. Envía grupos para minar las murallas y sometía a los defensores del baluarte a una lluvia de flechas diaria. Esto iba diezmando las tropas del vizconde, que no creía que podrían resistir mucho más tiempo. Además el rey de Inglaterra no estaba dispuesto a conceder la acostumbrada tregua por la Cuaresma. Esto era algo insólito, ya que la tradición de parar los combates durante el tiempo de Cuaresma estaba muy extendida. Algunas historias cuentan que la prisa de Ricardo por terminar con el asedio se debía a que el vizconde Aimar V había hallado un tesoro de incalculable valor y se había negado a entregarlo.

El susodicho tesoro provenía de la corte imperial romana, concretamente del siglo I. Un procónsul de Aquitana con el nombre de Lucius había amasado una buena fortuna y la había escondido en aquella zona. Un campesino encontró por azar el tesoro y lo entregó a su señor el vizconde. Esta es la historia que contó un monje de la abadía de Saint Denis llamado Rigord.

HistoricosdecineRicardoCorazondeLeonSeanConnery

Quizás por este tesoro por lo que el rey Ricardo encontró la muerte. Aunque también dice la leyenda que su muerte se debe a una maldición divina a la familia de los Plantagenêt. Esa como esa la tercera noche del asedio, después de la cena, Ricardo y sus hombres decidieron dar un paseo alrededor de la muralla del castillo para revisar el avance del asalto. Se cuenta que el afán guerrero de Ricardo Corazón de León era tal que aun estando enfermo en la batalla de San Juan de Acre dispara su ballesta desde la camilla donde era transportado.

Sin embargo, aquella noche estaba tranquilo, sólo quería inspeccionar la zona. Por ello iba sin armadura, llevaba tan sólo un casco y un escudo. Uno de los hombres asediados le disparó una saeta desde la almena más cercana. Ricardo al verlo se paró a aplaudir su valor sin apartarse. La flecha impactó en su hombro izquierdo cerca del cuello.

las-cruzadas (1)

Ricardo no le dio importancia a aquella herida y animó a sus generales a continuar con el asedio. No obstante, éstos le llevaron al campamento con premura. En la tienda el rey partió la madera de la flecha quitándole importancia al asunto. Había recibido muchas heridas durante su participación en la tercera cruzada, una más no tenía por qué alterar sus planes. Pero el hierro de la saeta estaba hundido en su cuerpo, por lo que hubo que llamar a un cirujano para extraerla por completo.

La intervención se complicó debido al peso de Ricardo y al poco caso que hizo de las prescripciones médicas. En aquella época las técnicas quirúrgicas no estaban muy avanzadas. La herida del monarca empeoró, aparecieron gangrena e infecciones. Fue entonces cuando Ricardo se dio cuenta de la gravedad de la situación. Estaba a punto de morir por una simple flecha.

las-cruzadas

Sin embargo, a pesar de ello, el castillo de Châlus- Chabrol había caído durante la covalencia del monarca. Ricardo mandó colgar a todos sus defensores a excepción del ballestero que había sido capaz de matar al rey de Inglaterra. El hombre fue llevado a presencia de Ricardo que le preguntó por qué le había disparado. El cronista inglés Roger de Hoveden cuenta que el preso contestó:

Ha matado con tus manos a mi padre y a mis dos hermanos y ahora has querido matarme a mí. Véngate de mí, pues, de la manera que te plazca. ¡Sean cuales sean las terribles torturas que puedas inventar, las sufriré de buena gana, pues tú, que tantas y tan numerosas desgracias has traído al mundo, mueres también!

Ante esta respuesta Ricardo le perdonó la vida como muestra de su generosidad. Ordenó que le dieran cien sueldos en moneda inglesa y le dejaran libre. Sin embargo, Mercadier, uno de los hombres fieles de Ricardo, no soportó que un simple ballestero acabara con la vida de su rey. Por ello lo metió en prisión y lo sentenció a muerte.

Para los cronistas franceses la muerte de Ricardo se debió a sus pecados y a su conducta impía respecto a Dios. Sin embargo, para los ingleses era el mejor rey del mundo. La disparidad de opiniones se debe a la ideología de la época y al bando al que pertenecían.

cien_curiosidades_sobre_londres_369178900_650x

En sus últimos momentos participó del sacramento de la confesión, que llevaba siete sin profesar. También mandó llamar a su madre de la región francesa del Loira. Lo más curioso de esta muerte es que aquel castillo no tenía ninguna importancia política ni estratégica. Después de gobernar tan sólo nueve años y seis meses Ricardo Corazón de León murió por la gangrena de una flecha en un pequeño asedio. El León abatido por la hormiga. Dicen los cronistas que fueron la avaricia del monarca y su falta de escrúpulos lo que le llevó a ese fatal desenlace. El rey que quería convertirse en el ideal de caballería no encontró una muerte heroica en una gran batalla.

richardcoeurdelioncopiaenvictoriayalbertmuseum

 La existencia de aquel tesoro legendario no está del todo clara. De los once cronistas que cuenta la historia sólo cinco lo mencionan. Pero ya sabe que los tesoros escondidos y las reliquias sagradas son un elemento característico de las leyendas de la Edad Media.

Bibliografía:

González Ruiz, David, (2010), Breve historia de las leyendas medievales, Madrid, ed. Nowtilus.