Las batallas más ridículas de la historia

En la historia universal los pueblos lucharon por sus ideales, pero algunas de las batallas o guerras, fueron muy curiosas y llegaron a ser descriptas, como hechos casi ridículos. Entre las más destacadas por estas características, se pueden mencionar:

spartanos

Batalla del Hielo: se produjo en el año 1242 en la República de Nóvgorod, que en esa época fue un estado medieval situado al norte de Rusia. Fueron los Caballeros Teutónicos de Livonia, quienes libraron esta lucha en el lago Peipus, que estaba completamente helado. Su objetivo fue que los ortodoxos bálticos se convirtieran al catolicismo, pero en cambio fueron los soldados de Nóvgorod, quienes derrotaron a los teutónicos armados con un ligero equipo. Cuando huían se quebró el lago por las armaduras tan pesadas de los teutónicos, razón por la cual se dice que no se debe atacar Rusia durante el invierno.

Batalla del Hielo

Guerra Anglo-Zanzibariana: se originó en 1896, después de la muerte del sultán de Zanzíbar Hamad ibn Thuwaini. Con un golpe de estado llegó al poder su primo Khalid ibn Barghash, quien debía ser aceptado para gobernar legítimamente, por el cónsul del Reino Unido. Se negó a abdicar y como el ultimátum que le dieron finalizaba a las 9 de la mañana, se dio inicio a la guerra Anglo-Zanzibariana que terminó a los 40 minutos, cuando ingresaron al palacio. Entre los ingleses solamente hubo un herido, mientras que las tropas reales tuvieron 500 bajas, finalizando así el sultanato de Zanzíbar.

guerra Anglo-Zanzibariana1

Batalla de Karánsebes: en 1788 murieron casi 10.000 soldados, cuando el ejército austriaco creyendo que luchaba contra las tropas otomanas, se atacó a sí mismo. El origen de la lucha se debió a que los húsares, no compartieron sus barriles de aguardiente.

Batalla de Karánsebes.

Guerra del Cerdo: se inició en 1859, porque un campesino mató a un gorrinete, propiedad de un poblador británico en las islas de San Juan. Esto produjo una lucha militar, que encubría la rivalidad entre Inglaterra y Estados Unidos que se disputaban el territorio. Para que diera inicio la guerra, los soldados se insultaban para ver quien comenzaba con los disparos. Así fue como Londres y Washington, llegaron a negociar una ocupación pacífica en San Juan, que finalizó en 1872 con el arbitraje de Alemania, beneficiando a los estadounidenses para quienes quedaron las islas.

Guerra a Francia: durante octubre de 1883, cuando Alfonso XII apoyó a Rusia fue insultado en el vecino país de Francia. Respondiendo a este agravio el pueblo de Líjar, que no dudo en declarar la guerra a Francia, firmándose la paz recién en 1983.

flota anglo-holandesa

Guerra de Flandes: en 1625 con el objetivo de capturar el tesoro de la flota española, Edward Cecil partió con su flota anglo-holandesa, hacia la bahía de Cádiz. La sorpresa fue que los cien buques eran carboneros y trasladaban inexpertos reclutas con municiones que no pertenecían al calibre de los cañones. Cecil se llevó a sus amigos y dejó a los comandantes, con un manual de instrucciones que debían seguir en la batalla, pero lo recibieron cuando este regresó. Durante el bombardeo Cecil olvidó las provisiones a bordo y los proyectiles se dirigieron a sus barcos, más que a sus enemigos. Cuando llegó con sus tropas a los edificios, no encontró nada más que barriles de jerez. Sus oficiales quisieron quitar a las tropas la bebida, pero estos respondieron a balazos y al otro día, embarcaron con resaca hacia las islas británicas. Cuando regresó después de varios meses, Cecil fue nombrado primer vizconde de Wimbledon. Muchos de sus hombres murieron de hambre en el viaje de regreso.

Cecil

Guerra de Secesión: ocurrió en 1982 cuando el alcalde de los Cayos de Florida, declaró la guerra a Estados Unidos. El mandatario cansado de las inspecciones de las patrullas fronterizas, atacó con una barra de pan a un ciudadano que vestía de marino y luego de un minuto de rebelión, el alcalde se rindió. Pero exigía ayuda internacional por valor de mil millones de dólares, con el objetivo de reconstruir la nación.

Segunda Guerra Civil Inglesa: en 1648, fueron arrinconados los monárquicos por Oliver Cromwell en la costa de Cornualles. Vencieron en 1651 cuando se había declarado la guerra a los rebeldes por los Países Bajos. Los holandeses se retiraron sin disparar y se olvidaron de firmar la paz, que se concretó en 1986 después de 335 años.

Segunda Guerra Civil Inglesa

Opina

*