Los Vikingos, los pueblos del norte.

Ya se ha tratado en artículos anteriores sobre los pueblos celtas que ocuparon casi toda Europa desde la Edad del Bronce hasta la expansión del Imperio romano. En este artículo se va profundizar en los pueblos nórdicos que se asentaron en la zona de Dinamarca, Suecia y Noruega. La popularidad de las tradiciones de estos pueblos se ha despertado hoy día por la serie de televisión que lleva su nombre y narra la vida y aventuras de estos hombres.

6a00d8341bfb1653ef01a511c5d407970c

  1. La vida de las poblaciones nórdicas.

Dinamarca, Suecia y Noruega no formaban una sola nación, sino que eran agrupaciones de pueblos que compartían una lengua, unas costumbres y una religión. En este mismo caso se encontraban los celtas, que estaban también divididos en distintos pueblos con una tradición y sobre todo una religión común.

Las condiciones de vida a la que se enfrentaban estos hombres eran extremas por la dureza del clima. Se repartían en pequeñas comunidades autónomas y que vivían de forma autárquica en las orillas de los ríos y de los fiordos. La distancia entre los pueblos y los interminables y fríos inviernos no favorecían su comunicación ni su unidad. De vez en cuando se trababa lazos por los matrimonios entre los clanes y las guerras. Los matrimonios evitaban que estos pobladores cayeran en una endogamia que debilitaría la raza. Las guerras eran otro punto de contacto, ya que estos pueblos se solían unir para incursiones en otras tierras. Aunque también eran frecuentes las trifulcas entre ellos.

pobladovikingos

Eran pueblos que apreciaban su libertad. De ahí que la división social diferencia entre hombres libres y esclavos. Sin importar las riquezas ni el sexo, los hombres libres tenían todos los mismos derechos y solucionaban sus problemas en común. No existían más clases sociales ni jerarquías. Los hombres libres elegían a sus reyes entre los que consideraban los mejores de ellos. Sin embargo este jefe del clan estaba obligado a consultar a sus electores en relación a las decisiones importantes. Sólo durante los periodos de guerra se constituía como único jefe.

Vikingos

La sociedad se basaba sobre todo en la agricultura, la ganadería, la pesca y la caza. A pesar de su fama de grandes guerreros su modo de vida era tranquilo en las situaciones normales. Esta tranquilidad se veía rota por las incursiones a otras tierras en busca de riquezas. En el año 793 se produjo el primer ataque a las costas de Gran Bretaña, concretamente a la costa de Northumbria, entre Escocia e Inglaterra.

433597dzimages

  1. Las incursiones de los Vikingos.

Tras este ataque siguieron repetidas incursiones, que solían tener como blanco los monasterios cristianos. En ellos encontraron grandes tesoros destinados al culto y sus almacenes y despensas estaban bien provistas. El saqueo y la destrucción de estos lugares sagrados de la cristiandad se extendieron por donde pasaban los pueblos nórdicos. Sin embargo, hubo alguna excepción.

Cuentan que Godofredo, jefe de los normandos del Loira, sufrió una tormenta de tal calibre, mientras remontaba el Vilaine para ir a saquear el monasterio de Redon, que pensaron que aquel enclave estaba protegido por los dioses. En lugar de destruir el monasterio y robar sus tesoros los vikingos depositaron presentes y encendieron cientos de velas en el interior de la Iglesia.

vikingos_no__12225

Hubo ocasiones en que las poblaciones autóctonas hicieron retorcer a los vikingos, pero su presencia se convirtió pronto en un problema. Algunos pensaron que la solución podría ser que estos pueblos del norte se convirtieran al cristianismo. Pero en seguida se vio que estas conversiones no tenían ninguna consecuencia. Los guerreros nórdicos seguían dedicándose al pillaje.

El trovador Benolt narra cómo los vikingos se valieron de esto para acceder a la ciudad de Luna, que estaban sitiados. Alegaron que querían convertirse al cristianismo para morir en paz, sobre todo porque su jefe estaba gravemente enfermo. Los cristianos les ofrecieron una tregua para que pudieran bautizarse. Los vikingo, una vez bautizados, pidieron entrar en la ciudad, ya que su jefe había muerto y querían celebrar los funerales. Se abrieron las puertas de la ciudad y los nórdicos, encabezados por su jefe, se dedicaron al pillaje.

restos-barco-vikingo--644x600

También se intentó cederles tierras para que dejaran de saquear a los pueblos, que se vieron muy empobrecidos. Algunos vikingos normandos se adaptaron al modo de vida de los cristianos, pero siguieron siendo expertos guerreros. No obstante, la consolidación de estados vikingos no siempre apaciguó a estos pueblos, como fue el caso del condado de Nantes. El conde Roberto, hermano del rey Eudes, concedió este condado al jefe de los normandos llamado Ragnold. Pensaban que se calmarían como había ocurrido en otras tierras. Pero esta tentativa falló y los vikingos continuaron con sus incursiones.

Los vikingos daneses y noruegos se expandieron por Europa occidental, mientras los pueblos de la actual Suecia, conocidos como rus, se dirigieron hacia los territorios eslavos y llegaron hasta Constantinopla. No siempre eran incursiones bélicas, sino que se abrió un comercio con estas nuevas zonas, cuyas materias e instrumentos no se daban al norte. Las cantidades de monedas árabes y bizantinas que se han hallado en Rusia y en Escandinavia verifican estas transacciones.

Viking_expansion

En 862 los vikingos se apoderaron de la ciudad Kiev construyendo almacenes para albergar los productos que venían del sur. Estos vikingos dejaron de lado el pillaje y el saqueo y se dedicaron al comercio, que resultaba a la larga más beneficioso. En 911, Bizancio firmó un contrato con los rus que les otorgaba derecho a comerciar en Constantinopla, una de las ciudades más prospera en aquellos tiempos. Pero con este contrato se limitaba sus actividades comerciales, por lo que se dedicaron de nuevo al pillaje. Quemaron varias iglesias y monasterios haciéndose con un buen botín. Su crueldad en la lucha sorprendió a los habitantes de aquellas zonas.

En 945 Bizancio y los rus firmaron una tratado de paz, según el cual los vikingos se comprometieron a regresar a Rusia todos los años cuando entraba el otoño. En 957 estas relaciones pacíficas se consolidaron cuando Constantinopla recibió a Olga, primera santa de Rusia y abuela de Vladimir, soberano de Novgorov, y Jaropolk, soberano de Kiev. Vladimir también se convirtió al cristianismo y, después de su muerte, se le santificó.

tesoro2

Una vez que los vikingos se dedicaron al comercio y dejaron de lado el pillaje se les empezó a contratar como mercenarios. Los emperadores bizantinos los utilizaron en sus guerras. Los vikingos accedieron atraídos por las riquezas del botín.

La presencia de los vikingos en la zona de Rusia se considera una realidad por la multitud de restos que se han encontrado. En Gnezdovo, a orillas del Dniéper, los arqueólogos hallaron una colonia rus fortificada y alrededor de tres mil tumbas. En ellas se pueden ver joyas con símbolos propios de esta cultura, lo que no deja ninguna duda respecto a su origen.

2622.600x450

Las poblaciones de vikingos se fueron adaptando progresivamente a los nuevos lugares y poco a poco aceptaron las costumbres y la religión cristiana. La conversión de los pueblos nórdicos fue complicada debido al choque entre su mitología y las ideas cristiana. Sin embargo, jugo un rol importante en la mezcla entre ambas culturas y en el ocaso de la era vikinga. Hay que tener en cuenta que durante mucho tiempo se dio una fe mestiza, lo que ocurre con frecuencia- por no decir siempre- cuando dos culturas y religiones diferentes se encuentran. Los vikingos que se convirtieron al cristianismo mantenían rituales y sacrificios a Thor y a Odín.

gotland stone

Bibliografía:

Bartolotti, Alessandra, Mitología celta y nórdica, Barcelona, ed. Robinbook.

Comentarios

  1. Gerardo Martinez dice:

    Me gusta la profundidad de la historia

Opina

*