Manantiales y pozos sagrados.

Las leyendas y cuentos sobre pozos con poderes curativos están presente en muchas culturas, pero quizás en la celta se encuentren más ejemplos de ello. Antes de la cristianización del mundo celta se puede ver que uno de los elementos sagrados era el agua, sobre todo aquella que brotaba de un manantial. Estas tradiciones no desaparecieron con la entrada del cristianismo, sino que se adaptaron a la nueva religión y mantuvieron su vigencia. De ahí que en muchas zonas rurales de Europa haya pozos o fuentes a los que se les atribuye poderes mágicos o curativos. Las peregrinaciones a estos lugares dan muestra de la fama de estas leyendas.

Muchas culturas considera el agua como el comienzo de la creación, como es el caso de la mitología egipcia o de la nórdica. El agua suele tener un significado ambiguo. Puede, por un lado, ser una representación del caos primordial, pero, por otro, es símbolo de la vida y de la sanación. Las aguas del bautismo en la religión cristiana mantienen esta doble cara, son símbolo de la muerte y de la curación.

K13Y9537

En psicoanálisis el agua suele hacer referencia al inconsciente, lo cual lo vincula con el caos primordial. En muchos mitos y leyendas el héroe se sumerge en unas aguas y sale de ellas regenerado. En la leyenda de Beowulf, de la que ya se ha hablado en otro artículo, se muestra como el héroe debe sumergirse en el pantano para luchar contra la madre de Grendel y devolver la paz al reino. Gilgamesh también se sumerge en el agua para encontrar la planta de la juventud. Y es en un pozo donde se está bañando cuando la serpiente primordial le roba la codiciada planta.

Hay un sinfín de leyendas y cuentos en los que el agua y las fuentes juegan un papel, lo que haría casi imposible repasar todas. Me voy a centrar en algunas de ellas que sirvan de ejemplo.

  1. Pozos milagrosos en Irlanda.

En Irlanda, donde las leyendas de origen celta perduraron más tiempo, las historias de pozos mágicos están vinculados o bien a santos y ermitaños o bien a vagabundos que calmaban allí su sed. El pozo sagrado de Santa Brígida es una historia popular irlandesa que se mueve en esta línea. Existía cerca de Cork, en la costa este de Irlanda, un pozo dedicada a esta santa que recibía gran número de peregrinos todos los años.

1-Santa Brigida de Irlanda-1

Entre ellos llegó un día un vagabundo que se dedicaba a viajar por la tierra pidiendo limosna y contando sus historia sobre milagros. Este hombre había abandonado la tierra de su padre siendo joven porque quería ver mundo. La vida de los vagabundos, sin ataduras no barreras sociales, le pareció perfecta. Durante un tiempo fue feliz recorriendo los caminos y rezando en los lugares santos que encontraba en su peregrinar. Pero un día se percató de que una fea anciana le seguía allá por donde fuera. Al joven le desagradaba hasta el extremo la cercanía de esta mujer horrorosa.

Un día llegó a la fuente de Santa Brígida y, como era su costumbre, se puso a orar con cierto alivio porque hacía varios días que no veía a la anciana. Pero cuando levantó los ojos del suelo la vio delante suyo rezando. Su desagrado se convirtió en sorpresa cuando la vieja se levantó el velo para beber del pozo y el hombre vio a una mujer joven de gran belleza. Al hablar con ella descubrió que también poseía un gran corazón. Con rapidez los dos vagabundos entablaron amistad y al poco tiempo se casaron.

Conquista-Sierra-Camino-del-roble-2012-139

Esta no es la única historia de un pozo milagroso en Irlanda, más bien al contrario las leyendas de fuentes sagradas proliferan en esas tierras. Otro ejemplo sería la historia del pozo de la isla de Scattery. Un lugar de la costa de esta isla había un pozo milagroso capaz de curar todo tipo de enfermedades. Pero la ubicación de esta fuente se desconocía, ya que la marea solía taparla cuando subía. Un día un hombre cojo caminaba con unos amigos por la orilla cuando de repente cayó en un agujero. Cuando sus amigos lo sacaron vieron que el hombre había sanado por completo. Se dieron cuenta de que por casualidad habían hallado el pozo mágico. La noticia se extendió con rapidez y todos los enfermos de la isla se dirigieron hacia allí. En cuanto se sumergían en las aguas del pozo quedaban restablecidos de sus males y dolencias. Al día siguiente la noticia se había propagado tanto que una gran multitud venía de diversos lugares. Sin embargo, la marea había ocultado de nuevo la fuente y su poder milagroso quedó escondido hasta que nuevo sea hallado.

1591034810_ff568285a1

En las islas Aran en el oeste de Irlanda las leyendas y cuentos están muy arraigadas. Se cuenta que ahí hay un pozo capaz de curar de la ceguera y de la epilepsia. Una noche una mujer de Sligo que tenía un hijo ciego soñó con dicho pozo. Contó a sus vecinos el sueño y un anciano le dijo que el pozo sagrado con el que había soñado se encontraba en la isla de Aranmore. La mujer se dirigió allí acompañada con su hijo y encontró el pozo, tal y como lo había visto en su sueño. En cuanto su hijo se lavó con sus aguas quedó curado de su ceguera ante el asombro de todos.

  1. El poder del agua sagrada en España.

Lo cierto es que el simbolismo del agua no es exclusivo de Irlanda, ni de la cultura celta. En España hay también muchas leyendas de aguas con poderes mágicos. Sin ir más lejos en la ciudad de Madrid aún pervive una historia de un pozo curativo, el de San Isidro, patrón de la ciudad. Quién se haya acercado a las fiestas de este santo habrá comprobado que la leyenda se mantiene viva.

Según la leyenda este pozo manaba cerca de las tierras de Iván Vargas, que eran el patrón de San Isidro. Ya en tiempos del santo, en el siglo xii, se tenía noticias de su poder milagroso. La tradición popular afirma que uno de los milagros del santo está vinculado al pozo. Se dice que el santo hizo manar el agua para calmar la sed de su patrón un día muy caloroso. El agua empezó a brotar cuando Isidro calvó en el suelo su aguijada.

IMG_1903

La romería, que hoy es Verbena, consistía en ir a buscar agua al pozo, ya que se consideraba que curaba de las enfermedades. En la verbena de San Isidro hacia el quince de mayo se puede aún coger agua del pozo.

Otra leyenda española vinculada a una fuente milagrosa es la de Covadonga. Al lado de la cueva de la Señora se encuentra una cascada y un estaque formado por las aguas del río Deva. Este emplazamiento ya era considerado sagrado antes de la famosa batalla de Don Pelayo contra los musulmanes. Pero no estaba relacionado con la Virgen, sino con divinidades femeninas de origen celta. Normalmente se asocia la cueva con Enna divinidad celta que quedó vinculada a la Virgen con la entrada del cristianismo.

En la tradición precristiana el río Deva era considerado sagrado. En Covadonga este río cae en una cascada y forma un estaque que se llama Pozón y de él surge una fuente milagrosa que brota de la roca. Según la leyenda popular quien beba de esta agua encontrará el amor en menos de un año y se casará.

Cascada de Covadonga

En Asturias y Galicia, al igual que en Irlanda, las leyendas de fuentes mágicas y pozos milagrosos están muy extendidas. En San Andrés de Teixido, cerca de Cedeira en la zona norte de Galicia, hay también una tradición vinculada a una fuente. Según la leyenda hay que ir en romería hasta el pueblo llevando una piedra que se deposita en uno de los amilladoiros de la zona. Los milladoiros son montones de piedras que los romeros van dejando en lugares determinados en los alrededor del santuario o de un cruceiro. Después hay que beber de la fuente, de los tres caños, y echar un trozo de pan en el agua. Si el pan no se hunde la persona tendrá buena suerte durante un año. Se suele pedir también un deseo al Santo, que es concedido si el trozo de pan flota.

Con la miga del pan se hace en estas tierras unas figuras llamadas sanandresiños. Son amuletos para atraer la suerte, que inicialmente eran tres- un hombre, una mujer y una paloma- ahora son cinco- la mano, el pez, la barca, el santo y el pensamiento.

fonte-do-santo-san-andres-de-teixido-foto-de-crisan-poveda-035-1

También cuenta la tradición que quien no va de peregrinaje estando vivo al santuario de San Andrés debe ir de muerto transformado en lagarto o lagartija. Dice el dicho popular: “vai de morto quen non foi de vivo”. Una forma de impedir al muerto esta penitencia es que algún familiar. Suelen ser dos familiares o amigos quienes llevan el ánima del muerto hasta San Andrés. Para ello tienen que ir primero al cementerio donde está enterrado e invitar al difunto a hacer el vieja con ellos. En todo momento deben comportarse como si fueran tres los que viajan y no dos.

1317570813_1

Como puede verse las leyendas y tradiciones que están asociadas a fuentes o pozos sagrados forma parte de nuestra cultura desde siempre. Aunque también destacarse de otras culturas como la japonesa en las que el agua también juega un papel importante. En la tradición de Japón los baños son considerados un ritual de purificación. De ahí la gran extensión de baños públicos.

Bibliografía:

Anónimo, (2010), Gilgamesh. O la angustia por la muerte. Barcelona, ed. Kairós.

Anónimo, (2012), Beowulf, Colombia, ed. Norma.

Álvarez Peña, Alberto, (2003), Mitología Asturiana, Gijón, ed. Picu Urriellu.

Ávila Granados, Jesús, (2007), Mitología celta. Raices y símbolos mágicos de la primera cultura europea, Madrid, ed. Martínez Roca.

Bartolotti, Alessandra, (2011), Mitología celta y nórdica, Barcelona, ed. Robinbook.

González Ruiz, David, (2010), Breve historia de las leyendas medievales, Madrid, ed. Nowtilus.

Jung, Cal G, (2005), Psicología y Alquimia, Madrid, ed Trotta.

Sainero, Ramón, (1993), Sagas Celtas primitivas, Madrid, ed Akal.

Sainero, Ramón, (1985), Leyendas celtas en la literatura irlandesa, Madrid, ed. Akal.