Misterios sobre el hallazgo del Hobbit

La especie que convivió con el Homo sapiens conocida como Hoobit, continúa siendo objeto de investigación. Descubierto hace diez años son los restos fósiles, que pueden dar respuesta a la evolución humana.

fotonoticia_20141023104642_800

Un fósil pequeño fue hallado en la isla de Flores, donde aún hoy las expediciones de arqueólogos, siguen excavando en busca de otros restos. Una nueva especie que se cree vivió en la tierra hace 20.000 años, transforma las teorías hasta ahora conocidas con este hallazgo. Habitaron junto con humanos modernos, confirmando que varias especies pudieron haber coexistido, en un momento determinado. Un supuesto que dejaría de lado la procesión lineal, de que los primeros hombres caminaban semi agachados, hasta llegar a nuestra especie. Son muchas las preguntas y cuestiones, que los científicos deben estudiar para dar una respuesta cierta y fiable al respecto.

índice

Entre las incógnitas a resolver la más importante es la mujer de un metro, cuyo esqueleto es de una forma muy primitiva. Su cerebro fue del tamaño de un chimpancé, con evidencias de que se usaban herramientas de piedra. Con el Hobbit que ya es parte de la cultura popular, quedan atrás los puntos de vista de la antropología, que afirmaban modelos lineales. La noticia de este gran descubrimiento en el año 2004, asombró al mundo, dando paso a varios interrogantes que consideran la convivencia en un tiempo más reciente, que el supuesto hasta el momento.

2023261

Llamado Homo floresiensis, por haber sido encontrado el Hobbit en la isla de Flores, también se estima que quizá pudiera existir otra especie no descubierta de humanos, en algún remoto sitio de la tierra. Está en duda por lo tanto, que el Homo sapiens haya sido la única especie de seres humanos, que vivió en el planeta. Los científicos que si bien no encontraron más restos junto al Hobbit, están totalmente convencidos de que existen más evidencias. Se puede esperar que las nuevas investigaciones, lleguen a importantes conclusiones, que cambiarían completamente las hipótesis identificadas. Incluso pueden existir restos en museos, que se creyeron pertenecientes a humanos modernos erróneamente.

how-hobbit-brains-grew_66423_990x742

La separación de la isla respecto al resto del continente asiático, aumenta el misterio sobre la presencia de la especie del Hobbit en Flores. Esto se debe a que la línea de Wallace donde se encuentra, nunca estuvo conectada por medios terrestres con otros territorios. Surge así otra de las muchas cuestiones, que apunta a saber si la especie pudo haber construidos botes, para trasladarse por el mar. Algunos estudiosos afirman que descienden del Homo erectus y que existieron desde hace un millón de años en la isla, debilitándose por la falta de alimentos, hasta hacerse pequeños. También están quienes piensan que son semejantes al mono, descienden de él y abandonaron hace millones de años África. Otros se inclinan por pensar que fueron criaturas humanas enfermas, pero modernas.

cave1111

La reacción del equipo que encontró el diminuto esqueleto, fue de gran sorpresa porque en realidad, se buscaba en el lugar a los ancestros de los aborígenes de origen australiano. Según comentaron en su momento los arqueólogos: “Quedamos totalmente desconcertados. No era el esqueleto del humano moderno que esperábamos encontrar, pero ¿qué era? Resultó algo completamente nuevo para la ciencia, pero esa es la belleza de lo inesperado“. Este equipo es el que prosigue las excavaciones, para encontrar nuevas huellas y claves, que respondan a los misterios del Hobbit. Han sido recuperados más huesos del Homo floresiensis, pero hasta el momento no se dio con otro cráneo.

images

Entre las prioridades de los científicos, está la idea de construir la imagen sobre la verdadera distribución de esta nueva criatura, además de averiguar cómo llegó a Flores y por qué se extinguió. Queda mucho aprendizaje sobre el Hobbit y las preguntas aumentan sobre el desarrollo de su anatomía, tan característica. Después de diez años la ciencia sigue esperando saber, si se encontró el Hobbit con los hombres modernos en Asia o Australia. Soluciones a un enigma difícil, pero cada vez más cercano de ser resuelto por los arqueólogos, que no cesan en su afán por llegar a saber, que fue realmente de la misteriosa especie Homo floresiensis.

image3_65