Palmira, el antiguo reino del desierto

La ciudad de Palmira, en Siria, está siendo noticia estos días por los terribles acontecimientos que en ella están sucediendo debido a los conflictos del Estado Islámico.
<<El mundo se mueve a un ritmo tan acelerado que la mayoría de las personas irrumpió en el siglo XXI olvidando sus orígenes. Debiera ser al revés. Deberíamos valorizar nuestras raíces y nuestra cultura, y utilizarlas como cimientos para construir nuestro futuro>>

ruinas palimra
Pero más allá del drama humano, a pesar de ser el más importante, desde aquí queremos explicar también, la importancia histórica de éste enclave rodeado de palmeras en medio del desierto, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1980.

Aunque ahora conocida por todos como Palmira, la ciudad en principio contaba con otro nombre: era llamada Tadmor, que significaba “ciudad de los dátiles”.
¿Por qué surge una ciudad en medio del desierto? La respuesta es fácil, su situación entre Oriente y Occidente, la hacían un punto por el que todas las caravanas de comercio pasaban sin excepción.
A unos 200 km de Damasco, entre el Éufrates y el Mediterráneo,era el lugar perfecto para descansar en las largas rutas (incluida la de la seda) que atravesaban países con todo tipo de mercancía.
La ciudad contaba con manantiales para refrescarse y aguas curativas que atraían a no pocos curiosos.

palmira

 

La primera mención de esta ciudad, aparece en la Biblia, aunque realmente es poco probable, se dice que el propio rey salomón la fundó.
Unos documentos asirios nos dan los más antiguos datos conocidos, Tadmor ya era mencionada como oasis en el S. II a.C.

En el S.I, cuando Roma y Grecia son las culturas más importantes del continente, Tadmor es ya una ciudad imprescindible, y en ella se podían encontrar todo tipo de objetos de los más variados países, China, India, etc … en sus calles se podían comprar perfumes, sedas, especias, piedras, cerámicas…
En esa época la ciudad estaba poblada por habitantes de origen arameo y árabe.
Se la conocía como la “perla del desierto”.

En el periodo helenístico,  Tadmor comienza a cambiar y poco a poco se convertirá en la gran ciudad que fue en su momento. Fue conquistada por Alejandro Magno en el S.IV a. C.
El reino Seleúcida se instaló allí, introduciendo la cultura griega, que se mezclaba con la aramea y árabe ya existentes, construyendo nuevos edificios. De esta época no se conserva apenas nada, dado que más adelante sufriría más transformaciones.

Con la conquista de Siria por parte del Imperio Romano, Tadmor sufre una gran transformación, dejando atrás todo lo que tenía de Oriental.
Los romanos se instalan en ella en el año 64 d.C. imponiendo ya su primer cambio, el de su nombre, a partir de ahora se llamará Palmira (nombre latino), ciudad de palmeras. Se convierte además en una zona fronteriza, entre la provincia romana y la oriental de los Partos.

teatro-romano-palmira

El cambio que supuso la entrada de los romanos fue notable, tanto en el crecimiento urbanístico de la ciudad como en su importancia política y cultural.
Su aspecto se convierte en la de cualquier ciudad romana de cierta importancia, construyéndose en ella calles, termas, baños públicos, teatros …

balbec-004
Contaba con una vía principal columnada y porticada.
A pesar de la presencia romana, diferentes culturas convivían en el oasis; como ejemplo, tenemos una de las construcciones más importantes de la época, el Templo de Bel, construido bajo las normas romanas, tenía aspecto clásico, pero estaba consagrado al dios Bel, que era oriental semítico, al igual que los dedicados a los dioses Nebo y Baal-Shamin.
También contamos con restos arqueológicos de una necrópolis; en la zona llamada Valle de las Tumbas, donde fueron hallados cientos de nichos, cuyas paredes estaban decoradas con escenas de La Ilíada.

Interior de la tumbas de la necrópolis.

Interior de la tumbas de la necrópolis.

La leyenda de Zenobia, reina del desierto

Los primeros años de la era romana, transcurrieron en paz, hasta el S.III d.C, en la que los conflictos hacen que se planteen crear un imperio independiente.
Durante esa época, es cuando surge en Oriente un poderoso rival, el llamado Imperio Persa Sasánida, que irrumpe en Roma y vence a su emperador  Valerio.

En Palmira, Odainato, regidor de esas tierras, se enfrenta a las tropas sasánidas (año 262) venciéndolas sin problemas. Roma, por su valentía le nombre emperador, aunque hacía ver que luchaba en nombre de Roma, en su pensamiento estaba el fundar su propio imperio.
Pocos años después (en el 267) muere asesinado por su sobrino Meonio y entra en escena la que será una de las más famosas y recordadas reinas de la antigüedad: Zenobia.

OKzebobiacapture

Nombrada regente hasta que su hijo fuese mayor de edad (pues en ese momento contaba con tan solo un año), puso todo su empeño en  que Palmira fuese un reino independiente.
En Roma, en ese momento el poder estaba en manos del emperador Galieno, al que ella despreciaba.

Pronto dejó claro que su reino era independiente y anexiona algunas provincias cercanas de origen árabe. Conquista territorios sirios. Era imparable.
Fue considerada una de las mejores guerreras de su tiempo, algo inusual en una mujer de la época.
Sus ansias de poder le llevan incluso a hacerse con el mando de Egipto, según decía tenía ascendencia que la emparentaba con la reina Cleopatra.
Su acercamiento a éste imperio le permite añadir nuevos retos comerciales con la zona del mar Rojo.

14319425027125

Era una mujer inteligente que contaba con un gran equipo a su alrededor, muy culta, sabía hablar la mayoría de las lenguas del Oriente de la época; uno de sus mejores amigos y aliado, era el filósofo Longinos, su mayor asesor y consejero, que había llegado a Palmira como maestro de sus hijos.

También contó con la ayuda cercana de Pablo de Samosata, obispo de Antioquia.

Monedas de la época de la reina Zenobia

Monedas de la época de la reina Zenobia

A pesar de que  pudo tanto con el odiado Galieno, como con su sucesor, Claudio II, pronto llegaría un emperador que no le pondría las cosas tan fáciles y que frenaría esta expansión: en el año 270 entra en escena Aureliano, un rudo militar que no permitirá que Zenobia se le escape.
Querían recuperar el poder de Roma en Oriente y una mujer no lo iba a frenar.
Por aquel entonces, Palmira había sido rodeada por una muralla que la defendía.  Aureliano dispuso sus tropas para atravesar el desierto y buscar la rendición de la ciudad.
Zenobia ya esperaba a los romanos, pensando que caerían fácil debido al calor y la falta de alimento. Nada más lejos de la realidad. Para el asedio, que duró días, ya había preparado el emperador todo lo necesario para poder resistir.
Pasado el tiempo y viendo la situación Palmira intenta huir hacia Persia, siendo apresada cuando se hallaba ya en el río Éufrates.  La ciudad poco duró antes de rendirse.
Una vez Zenobia se vio delante del Aureliano, éste la somete y la acusa de traición a Roma. Ella intenta echarle la culpa a los consejos de Longinos y pide perdón. Longinos es ejecutado.

Zenobia ante el emperador Aureliano. Obra de Tiépolo.

Zenobia ante el emperador Aureliano. Obra de Tiépolo.

Es trasladada a Roma donde es exhibida junto con otros emperadores apresados, rodeada de joyas por las calles de la ciudad, completamente humillada.

La leyenda rodea sus años posteriores, se dice que pudo ser asesinada junto con toda su familia poco tiempo después; que murió decapitada, e incluso que Aureliano la perdonó admirando su belleza e inteligencia, y dejó que viviera sus últimos años tranquila en la Villa Tívoli.

En el año 273, Palmira fue saqueada por los romanos y en parte destruida, el comercio fue desapareciendo poco a poco y la ciudad decayendo.
En época de Diocleciano, éste, mandó construir un campamento militar en la ciudad, para defenderse contra Siria.

En el S.VII cae en manos de los musulmanes, y cambia radicalmente de aspecto, construyéndose en ella mezquitas y recuperando el nombre de Tadmor.
En el S.XVI se construyó incluso un castillo Otomano.

ruinas-de-palmira-siria-asia

La ciudad, ya sin comercio, fue muriendo poco a poco hasta acabar abandonada.

Sus últimos moradores fueron los beduinos.

En el S.XVII comenzaron las primeras visitas como lugar de interés arqueológico promovidas por el napolitano Pietro del Valle. En el S.XIX y aún cuando era un lugar muy peligroso, una mujer realiza unas visitas y comienza el interés por las excavaciones.

En 1980 es declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Actualmente, es asediada por los yihadistas que amenazan con destruirla.

<<Los sitios culturales y naturales forman el entorno del que los seres humanos dependen psicológica, religiosa, educacional y económicamente. Su destrucción, e incluso su deterioro, será perjudicial para la supervivencia de nuestra identidad, nuestro país y nuestro planeta. Tenemos la responsabilidad de preservar estos sitios para las futuras generaciones>>

Opina

*