¿Por qué se llamó Guerra de los Cien años?

Conflictos armados intermitentes sucedidos desde 1337 hasta 1453, fueron llamados posteriormente “Guerra de los Cien años”. Sus causas y consecuencias históricas para los países que intervinieron, explican lo sucedido en estos siglos.

141133__art-battle-battlefield-war-weapons-sword-spear-horse-horse-dead-the-middle-ages_p

Participaron Inglaterra y Francia en la guerra por diferentes motivos. Los ingleses con su poderío pretendían dominios franceses, mientras las tropas de este país resistieron durante largo tiempo. Su larga duración provocó cambios políticos, sociales y económicos, transformando el continente europeo con la primera gran guerra en el territorio. Varios reinos apoyaron a cada una de los países en conflicto y la cuestión dinástica aumentó el tiempo de duración, que alcanzó los 116 años. Durante la llamada “Guerra de los Cien años” existieron periodos de tregua bastante prolongados.

1391671781-c22301d4d68dcc989f59ad97532c33a3

Distintos sucesos originaron esta larga lucha, Inglaterra pretendía la corona francesa por razones familiares y dominando el territorio consiguieron mejorar notablemente su economía. Por su parte, Francia buscaba recuperar las tierras ocupadas por los ingleses y terminar con el feudalismo. En la conocida como “Guerra de los Cien años” se sucedieron cuatro épocas importantes:
1º- Primera etapa (1337-1360): periodo que abarcó el reinado de Eduardo III en 1337, que buscaba reivindicar el reino de Francia. Acontecieron terribles y sangrientas luchas hasta que se firmó la Paz de Bretigny en el año 1360, cuando el mencionado rey aceptó las propiedades de Calais y renunció a la corona de Francia.
2º- Segunda etapa (1360-1380): en esta etapa se produjo el triunfo de los franceses, cuando el rey Carlos V consiguió que los territorios cedidos en el tratado de Paz, volvieran a poder de la corona de Francia. Antes de iniciar esta guerra para la recuperación del territorio, se afianzó la paz interna en su país.

eduardo-iii

3º- Tercera etapa (1380-1429): se dieron nuevas confrontaciones pero en esta ocasión, triunfó Inglaterra. La guerra fue contra la corona de Carlos VI ordenada por Enrique V, quien después de su triunfo lo obligó a firmar el Tratado de Troyes en 1420. El monarca francés aceptó como heredero al rey inglés, que se había casado con su hija Catalina, hecho por el cual se consiguieron varias treguas.
4º- Cuarta etapa (1429-1453): conocido también como el periodo de Juana de Arco. Los ingleses tomaron posesión del norte de Francia y entraron en París. Mediante la intervención de Juana a la cabeza de la contienda y los caballeros franceses, concluyó la lucha. Cuando ella fue capturada por los aliados de los ingleses, fue entregada y murió luego en la hoguera. Las coronas de Inglaterra y Francia quedaron en poder del Enrique VI, hijo de Catalina y Enrique V en 1431. Sucesor del trono de ambos países ante la muerte de los reyes que firmaron el Tratado de Troyes. Cuando los soldados franceses pudieron tomar nuevamente París, se firmó una tregua de cinco años. El final de la “Guerra de los Cien años”, llegó cuando Carlos VII en 1450 aniquiló al ejército inglés en Fromigny. Pero, no fue hasta 1453 cuando recuperó Francia excepto Calais.

28_0414_nota_10

Las consecuencias trascendentales de una guerra tan prolongada en el tiempo se observaron en el ámbito político, militar, económico y social. Esta lucha armada debilitó la nobleza de Francia, que ante la muerte de los señores feudales las tierras pasaban a pertenecer al rey. En lo político se consolidó el sistema monárquico en ambos países, dejando de lado las formas de gobierno medieval. El apoyo de la burguesía afianzó las dinastías, propiciando las monarquías absolutistas. Se unificaron los Países Bajos y Castilla logró su hegemonía marítima. En lo económico la devastación del territorio francés fue casi total y no existen precedentes de ello, porque se llegó a paralizar la agricultura. En cuanto a las consecuencias sociales de la “Guerra de los Cien años” sobresale la desaparición del feudo, creándose una nueva identidad del pueblo francés. Además del papel fundamental de los burgueses qua apoyaron económicamente a los reyes.

846dx1500y1500

La consecuencia principal de esta larga guerra entre las dos potencias, marcó el fin de la Edad Media y el advenimiento de la Edad Moderna. Las distintas etapas y el tiempo de duración de las contiendas llevaron a considerar estos años de la historia, como los más dramáticos y devastadores. Estas causas y consecuencias dieron origen siglos después a que se conocieron los más de cien años de enfrentamientos, como: “Guerra de los Cien años”.

La-Guerra-de-los-Cien-Años